martes, 8 de junio de 2010

Aterrizaje de emergencia en Valencia por falta de combustible

El pasado 14 de mayo, un B737 de Ryanair volaba a Alicante desde Londres-Stansted con 138 pasajeros a bordo. La torre de control le autorizó a aterrizar, pero la aproximación se canceló debido a un fenómeno climatológico adverso relacionado con el viento. La tripulación intentó una nueva aproximación, pero finalmente decidió desviarse al aeropuerto de Valencia.

Cuando toma la decisión de aterrizar en Valencia, los tres tanques de combustible del avión agonizan. La tripulación del vuelo se pone muy nerviosa y en un primer momento declara urgencia debido a que se encontraba en mínimos de combustible.
Cuando estaba en aproximación de la pista 12 declaró emergencia (mayday), aterrizando en el aeropuerto de Valencia.

Así lo explica en su informe la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil, que trata de dilucidar por qué el avión llegó con una cantidad de combustible tan exigua. Según el informe, llevaba en el momento de aterrizar «440kg en el tanque 1, 470kg en el tanque 2 y 0kg en el tanque central».

Según algunos pilotos consultados, esta cantidad de combustible apenas hubiera permitido a la tripulación hacer otra aproximación frustrada. "Si en el aeropuerto de Valencia las condiciones climatológicas no hubieran sido buenas, el piloto se hubiera quedado sin combustible en pleno vuelo", aseguran.



Según las mismas fuentes, cuando se declara 'mayday', la tripulación considera que el avión, su tripulación y sus pasajeros corren peligro.

Desde el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial, han solicitado a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea que investigue a fondo los procedimientos operacionales de Ryanair. «Hay muchos indicadores que nos dicen que deben mejorar su política de entrenamiento de tripulaciones, revisar sus procedimientos de aproximación, ampliar el tiempo de despacho de vuelos y también, como en este caso, su política de combustible», explicaron fuentes del Colegio de Pilotos.

En este blog se lleva mucho tiempo mostrando noticias similares, vuelos de Ryanair en los que se aterriza de emergencia, con a penas unos pocos minutos más para poder volar con ese escaso combustible. Recordemos que la política de Ryanair trata de cargar sus aviones con una cierta cantidad, "escasa" comparándola con las demás aerolíneas, con el fin de que el avión pese menos y se ahorre más dinero.

Lo "gracioso" de esta noticia es que los 138 pasajeros que iban en ese avión no saben que la tripulación de su vuelo declaró "mayday", y les quedaban pocos minutos para poder seguir volando... Pero miles de pasajeros quieren y querrán seguir volando con Ryanair.